Kindernomics: Ideas para combatir la desigualdad en la innovación.

De Sebastian Campanario para La Nación. 11 de febrero de 2018

La creatividad es uno de los motores del crecimiento y debe ser incentivada desde la infancia, también como un factor de desarrollo personal; la situación social limita las oportunidades.

Suena coherente que un economista que descubre que los innovadores tienden a ser mayoritariamente “chetos” lleve como apellido “Chetty”. Más allá de la coincidencia, el profesor de Stanford Raj Chetty, una estrella de la economía empírica que en 2012 ganó la medalla John Bates Clark, publicó semanas atrás un estudio sobre innovación que demostró que la desigualdad, en el campo de las profesiones creativas, es mucho más profunda de lo que se pensaba.

En un trabajo que firmó con John Van Reenen, Neviana Petkova, Xavier Jaravel y Alex Bell se descubrió que las personas con padres que están entre el 1% más rico de los Estados Unidos tienen diez veces más chances de convertirse en inventores exitosos que aquellas que crecen en hogares con ingresos por debajo de la media. La disparidad también es muy acentuada por género: solo un 18% de quienes patentan inventos son mujeres, y aunque hay una tendencia a la igualación en este aspecto la velocidad es muy lenta: a este ritmo se tardarían 118 años en cerrar la brecha de género.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: